Obras de teatro que te cautivan como si fueran un hechizo de amor

De las expresiones artísticas más antiguas de la humanidad podemos mencionar al teatro, y como es de recordar tuvo un papel crucial en la Grecia antigua cuna de la democracia, donde se crearon numerosas obras de teatro que se inmortalizaron llegando hasta nuestros días.

Desde tiempos antiguos y dependiendo de las tendencias culturales en cada época, el teatro ha sido el vehículo de las más profundas y complejas cuestiones humanas, señalando preguntas de difícil respuesta, mostrando emociones, sentimientos e ideas. Muchos solemos preguntarnos si es posible vivir sin el teatro, ya que ha sido parte fundamental de la cultura general durante largo tiempo, como si fuesen hechizos de amor todas sus creaciones.

Las obras de teatro reflejan la realidad social y en muchos de los casos, con hechos cotidianos gracias a la ficción creada en el escenario;  así podemos enfrentarnos a la vida desde la distancia como espectadores y desde una posición que nos permite tener una visión privilegiada de nosotros mismos y de nuestros actos.

El teatro nos permite tomar decisiones posteriores luego de abandonar la sala y estudiar nuestras circunstancias o la de los demás desde otros puntos de vista que no habíamos evaluado. Este tipo de visión se podría definir como una catarsis o purificación, lo que nos da la confianza para enfrentarnos a hechos del día a día.

Con la comedia, tenemos la oportunidad de reirnos de situaciones que suelen ser graves en la cotidianidad o de problemas y preocupaciones que muchas personas tienen, y es mediante la desacralización de lo trágico donde se obtiene un alivio que nos otorga un poco de tranquilidad. A partir de este desdoblamiento, nos convertimos en personas más tolerantes, con una mejor capacidad de diálogo y al mismo tiempo mejoramos nuestra comprensión hacia otros. Al asistir a obras de teatro, estamos disfrutando de una o dos horas de entretenimiento, pero también nos enriquecemos por medio de la reflexión, procesando como espectadores una realidad dramatizada que actores y actrices nos presentan, situación que nos lleva a ejercitar el pensamiento crítico, ampliando la dimensión humana y permitiéndonos crecer como personas.

Las obras de teatro nos presentan muchas formas de pensar, comportamientos y situaciones que no se pueden experimentar de otra forma, y al hacerlo sentimos que estamos conectados a un nivel más íntimo y personal, estableciendo un vínculo profundo con personajes y escenarios.

Algunas de las puestas en escena más famosas en el mundo son: El fantasma de la ópera, es el espectáculo con mayor duración en la historia de Broadway, el cuál se ha presentado de forma consecutiva, siendo la favorita de quienes visitan New York; en dicha obra se narra la historia de un hombre desfigurado que deambulaba en la Opera de Paris.

El Rey León también sigue manteniendo su lugar como el musical de mayor duración, ganando hasta los momentos numerosos premios. Esta obra mantiene la línea de la película animada de Disney, siendo una obra ideal para niños pequeños y familias completas. Cats se colocó como el espectáculo de mayor duración, hasta que dejó los escenarios para 2003. Esta puesta en escena se tradujo en más de 20 idiomas para ser interpretada alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *