La emoción de tener una nueva barbacoa es como si acabaras de presentar una obra

Tener una barbacoa te hace sentir como un actor de teatro que recién presentó una obra con mucho éxito, permitiendo la congregación de familiares y amistades para compartir momentos únicos. Rápidamente se ha convertido en la celebración gastronómica preferida en las épocas de primavera y verano cuando las temperaturas son un poco más calientes y se puede estar afuera sin problemas. Al llegar el buen tiempo con las vacaciones, son pocas las personas que se resisten de salir y disfrutar la brisa compartiendo una buena comida con amigos y familia.

Con estas condiciones, la barbacoa se convierte en sinónimo de celebración, y gracias a todas las variedades que tenemos disponibles podemos adaptarlas a nuestras necesidades y las de nuestro espacio. Tenemos barbacoas desechables, ideales si tenemos poco espacio o no contamos con un jardín, barbacoas de hierro si tenemos una terraza o jardín donde podamos instalarla, o podemos tener una barbacoa de diseño que se adapta especialmente al espacio que tenemos disponible, sin dejar a un lado todas las necesidades a la hora de preparar deliciosas comidas.

La barbacoa consiste en un método de cocina muy antiguo, que continúa su popularidad gracias a la facilidad de platos que permite realizar, sin importar el nivel de experiencia en la cocina. Se ha convertido en un evento social principalmente por la facilidad que tiene, permitiendo que quienes cocinen puedan participar de las conversaciones sin quedar separados solo por preparar la comida. Aunque para hacer una buena barbacoa no es necesario tener mucha experiencia si debemos conocer algunos aspectos y tener algunos instrumentos que nos permitan la mejor experiencia posible, evitando quemar tantas piezas de comida.

De las normas básicas que debemos conocer sobre la comida a preparar esta el tiempo de cocción de cada alimento, ya que no será lo mismo el cocinar vegetales, a chorizos o pedazos más grandes de carne. También debemos conocer cómo controlar las brasas para evitar calcinar algo. Se debe tener un poco de paciencia, dejando que los alimentos se cocinen a la perfección y aún mantengan ese color tan atractivo y delicioso. También debemos comprar la comida en base a las personas que asistiran a la reunión, evitando el desperdicio de las mismas.

Dependiendo de la ocasión puedes idear un menú que se adapte a las necesidades de las personas que estarán, incluyendo carnes, verduras y alguna proteína para tener una comida completa. Antes de comenzar a cocinar las carnes o verduras es importante que te asegures que la barbacoa esté en perfecto estado de limpieza. Muchos expertos recomiendan limpiar la misma luego de cada uso, evitando algunos problemas que pueden afectar el funcionamiento de la barbacoa. También se recomienda que al terminar de cocinar y mientras la parrilla se encuentre caliente, echar abundante sal, frotando con papel periódico, evitando que los olores se acumulen. Puedes ser el mejor anfitrión de las fiestas al poner estos trucos en práctica, dando la mejor experiencia para todos.